rich_pearson

FairShare (compartir de forma justa) es el nombre de un servicio creado por la empresa estadounidense Attributor para localizar copias de artículos en la red. El sistema cuenta con el apoyo del Fair Syndication Consortium, un organismo en el que se agrupan los principales editores del mundo bajo el lema “Mereces cobrar por tu trabajo” y en el que pueden encontrarse cabeceras tan conocidas como ‘The New York Times’ y ‘The Washington Post’ y agencias como ‘Reuters’ y ‘The Associated Press’.

FairShare es un servicio gratuito que recorre la red en busca del material copiado y avisa a los propietarios de los derechos de reprodución de un artículo cuando detecta una copia no autorizada. Los principales afectados por esta iniciativa son los agregadores de noticias, sitios web que replican el contenido publicado en otros medios y se lucran de este trabajo por medio de la publicidad.

Hasta ahora, los medios reaccionaban de tres formas ante el material copiado: solicitaban la retirada de los artículos, obligaban a incluir un vínculo al medio original o, simplemente, ignoraban el problema.

Attributor ofrece otra opción: compartir los ingresos que se obtienen de la copia, acudiendo directamente a la agencia que gestiona la publicidad y exigiendo el pago de una parte de los ingresos que haya obtenido el sitio que reprodujo el contenido sin autorización. La cantidad que se lleven uno y otro dependerá de lo que decida cada medio. Rich Pearson (San Francisco, EEUU, 1967), subdirector de Servicios de Monitorización de Textos de la empresa Attributor, explica el funcionamiento del sistema:

¿Es Internet un medio de copia y pega?

En los estudios que hemos hecho, se ha detectado una enorme cantidad de copia sin autorización. Por ejemplo, el pasado enero reunimos a 25 editores, como ‘USA Today’, ‘Business Week’, ‘Reuters’, ‘The Associated Press’, ‘The New York Times’… para estudiar este asunto. Incluimos en el estudio 285.000 artículos y encontramos más de tres millones de copias. Es decir, que de cada uno encontramos unas 12 copias completas, lo cual crea una demanda de FairShare o, más especificamente, de que los editores recuperen el dinero que se ha hecho con su contenido.

¿Cómo reconoce el programa el contenido copiado?

El sistema funciona obteniendo una copia RSS [una tecnología para distribuir información a través de la red] de los artículos de un medio. Después genera una huella digital de cada uno de ellos, que nada tiene que ver con las marcas de agua ni con cualquier alteración del artículo. Y entonces un sistema propietario de búsqueda rastrea unos 35.000 millones de páginas, de 20.000 sitios de noticias, incluidos blogs, en busca del material copiado, hasta una o dos frases. Después, ponemos este hallazgo en contexto. Por ejemplo, para cobrar debe saberse si hay una copia completa del artículo, o saber cuántas palabras se han copiado, quién se anunciaba en esa página y si hay un vínculo a tu medio. Porque a algunos editores no les importa que se copie su contenido mientras se ponga un enlace al medio original. Son la minoría, porque a otros les importa mucho, aunque también deben considerar el uso legítimo.

¿Qué pasa si el artículo ha sido cambiado? ¿Puede el algoritmo detectar el cambio?

No, la tecnología busca copias. No es un sistema para detectar plagios.

¿Y los artículos traducidos?

Trabajamos en 30 idiomas. Por ejemplo, si usted me da su artículo en español y en portugés, podré detectar copias en español y portugués. No traduce al inglés, así que si usted quiere buscar copias en inglés, debe darme un original en este idioma.

¿Qué hacen cuando el programa detecta un artículo copiado?

Digamos que existe un enfoque de palo y zanahoria, y el Fair Syndication Consortium quiere centrarse antes en la recompensa, la zanahoria, que en el daño que se puede infligir, el palo. Nosotros ofrecemos compartir los ingresos que se han hecho del contenido, que yo creo que es la innovación que traemos: permitir que otros hagan dinero del contenido copiado. Hay miles de sitios que copian el contenido del periódico, y lo que nuestros clientes nos dicen es que es muy difícil afrontar este problema de forma individual, así que proponemos recurrir directamente a la agencia de publicidad y pedir que se mande una parte del dinero que se ha hecho con el contenido al medio y se deje una parte al sitio que lo ha copiado.

¿Las agencias de publicidad están de acuerdo?

Hemos llegado a un acuerdo con un agencia que apoya este modelo, adBrite. Pero llevamos sólo nueve semanas funcionando. Tenemos 1.000 editores apoyando esta iniciativa y esperamos que se unan más agencias.

Ustedes ha rechazado la posibilidad de usar Google para localizar el contenido copiado y prefieren usar su propio sistema. ¿Por qué?

Google y otros servicios se basan en palabras clave, así que si quisiéramos buscar, por ejemplo, ‘Fútbol’, encontraría artículos del fútbol europeo, que aquí llamamos ‘Soccer’, y del fútbol americano. La cantidad de falsos positivos sería muy alta y obligaría al editor a buscar en una larga lista, incluso si al final no existen copias. Nosotros usamos un sistema mucho más complejo, que busca coincidencias exactas de las frases en toda la web. Reducimos los falsos positivos y hemos alcanzado una precisón del 99,98% en todas las lenguas. Por eso rechazamos el enfoque de búsqueda por palabra clave.

Pero eso requiere muchos recursos de su parte.

Pues sí. Llevamos trabajando cerca de tres años, lanzamos la herramienta en noviembre de 2007 y hemos continuado mejorándola para asegurarnos de que encuentra los resultados más relevantes.

Antes hablaba de una huella digital de cada artículo del que buscan copias, y que no va en el texto. ¿En qué consiste?

No, no va en el texto. Piense en ello como si fuera un montón de ceros y unos, una huella digital, que obtenemos de cada artículo y que comparamos con las huellas digitales de los documentos que rastreamos.

Luego la huella no puede ser retirada, porque no está en el artículo.

Correcto, no puede ser retirada.

FairShare es una herramienta abierta a cualquiera, y Attributor ofrece servicios más avanzados para editores. ¿Es así?

Sí, nuestra filosofía es dar servicio a cualquier editor, ya sea un bloguero o una gran empresa como The Associated Press. Actualmente ofrecemos un servicio gratis, FairShare, y un servicio de suscripción, Attributor.com. El primero te permite ver dónde aparece tu contenido, dónde se ha copiado, y además ofrecemos la posibilidad de que puedas cobrar por ese contenido copiado.

A propósito de The Associated Press, parece que esta agencia quiere cobrar también por los titulares y los enlaces a sus noticias. ¿Qué le parece?

La tecnología, desde luego, puede hacerlo. The Associated Press es uno de nuestros mayores clientes, y ellos usan nuestra tecnología como mejor les parece. Tenemos otros editores que tienen su propia filosofía. Realmente, no puedo comentar el uso que se hace nuestra tecnología, más allá del hecho que les preocupa a los editores, que es proteger el modelo de negocio. Y Attibutor puede ayudar en esto.

¿Cuántos clientes tienen hasta ahora?, ¿hay algún español entre ellos?

Hay 1.000 editores que se han unido al Fair Syndication Consortium, y entre ellos hay varios blogs españoles. Hay muchos más usuarios de FairShare, porque es gratis y sólo hay que introducir un RSS para hacerse usuario. En Attributor.com tenemos 40 clientes, pero todavía ninguno español. Aunque esperamos que esto cambie pronto, porque estamos en conversaciones con algunos, y tendremos noticias en breve.

¿Cree que estos ingresos pueden ayudar a la prensa a salir de la crisis, que pueden ser su salvación?

Creo que es demasiado arriesgado llamarlo la salvación. Es una innovación emocionante para compartir el contenido que aparece por toda la web y cobrar por él. En nuestros estudios hemos comprobado que es una fuente de ingresos importante, pero no creo que sea la respuesta a todos los problemas que afrontan los editores que se apoyan en la imprenta. Estamos ante un enorme y creciente problema, que nosotros convertimos en una oportunidad para que los editores puedan ingresar dinero.

Be Sociable, Share!
Etiquetado como:
 

La zona de comentarios ha sido cerrada.



Categorías