Steven_Brill

Steven Brill (Nueva York, EEUU, 1950) lleva más de 20 años en el negocio de los medios de comunicación, en el que ha fundado la revista American Lawyer (Abogado Americano), el canal Court TV (Tribunal TV) y Brill’s Content, un observatorio de la prensa, entre otros muchos proyectos.

Su nueva empresa se llama Journalism Online y propone una vía de escape a la crisis económica que atraviesan las cabeceras de todo el mundo, por medio de un sistema mixto de cobro por la información e ingresos publicitarios.

De acuerdo con este modelo, si un 5% o un 10% de los lectores pagaran por algunos artículos una pequeña cantidad de dinero, los medios podrían sobrevivir y no dependerían exclusivamente de un modelo publicitario que aporta unos ingresos cada vez más exiguos. Este sistema permitiría, además, un sistema único de registro para todos los medios asociados.

Como abogado y periodista, Brill conoce bien la importancia de las palabras y las usa con precisión, moderación y precaución.

¿Por qué cree que el 5% o el 10% de los lectores pagarían por leer las noticias de un periódico?

Si han pagado por las noticias impresas, ¿por qué no pagarían por las que se publican en la red?

Algunos intentos anteriores de cobrar han fracasado ¿por qué cree que el suyo no fallará?

¿A qué intentos se refiere?

Sólo en España, podría contarle el caso de un periódico que tuvo que dar marcha atrás en sus intenciones de cobrar

Hay al menos 40 periódicos en Europa, incluida España, que cobran por su contenido y les va bien. En Estados Unidos, los únicos intentos que conozco han sido bastante exitosos. Es el caso de The Wall Street Journal, un periódico de Little Rock (Arkansas) Arkansas Democrat Gazette y otro en Idaho Falls (Idaho), Post Register. También The New York Times cobró durante algún tiempo con éxito, pero decidieron abandonar el modelo para llegar a una audiencia más amplia. No tengo ninguna evidencia de que los medios que empezaron a cobrar como nosotros pretendemos hacerlo hayan fracasado.

¿Cómo pretenden hacerlo?

No queremos poner una muralla de pago ni que todo el contenido de un web sea gratis, sino establecer varios modelos en los que el 10% de los lectores más fieles paguen algo por el contenido, y aquellos que visitan el periódico dos o tres veces al mes no paguen nada. De este modo, los ingresos por publicidad se mantienen, al mismo tiempo que se abre una nueva vía de ingresos por difusión.

¿Cómo van a conseguir que unos periódicos que llevan décadas peleándose se pongan de acuerdo?

No tienen que ponerse de acuerdo entre ellos, sino con nosotros. Ellos decidirán por qué contenido van a cobrar y cuánto van a cobrar. Nosotros somos una compañía que representa a cientos de periódicos.

¿Qué papel jugará Google en este modelo?

Jugará un papel muy práctico enviando tráfico a los medios, como ha hecho hasta ahora. Del buscador se llegaría a una página con el titular y los primeros párrafos, y el resto del artículo sería de pago. De hecho, Google es una de las principales fuentes de los ingresos por suscripción de The Wall Street Journal.

He leído que le gusta el modelo de iTunes. ¿Cree que es un buen medio técnico para conseguir sus propósitos?

No, creo que los micropagos son una opción, pero no la principal. Lo que me gusta del modelo de iTunes es su idea de tener una cuenta, una contraseña y que una vez que te registras, compras con un clic. Cualquiera que se suscriba a uno de nuestros periódicos, a través de Journalism Online, tendrá una cuenta y una contraseña que le dará acceso a cientos de periódicos y revistas, lo que es muy práctico.

Parece que los nuevos formatos, como el papel electrónico, son más propensos al cobro por contenido. ¿Cree que son una oportunidad para la prensa?

Seguro que lo son. Si yo me suscribo a un periódico y quiero recibirlo impreso, en un Kindle, en mi teléfono o en mi portátil, será una relación entre el editor y yo. Yo quiero recibirlo donde quiera, y será el editor el que elija la relación económica con su cliente.

¿Cómo se eligen las historias por las que se cobra? ¿Tienen ustedes algún consejo o criterio?

Nosotros no lo decidimos. Cada periódico lo decidirá, y también cómo quieren cobrar por ellas: a través de una suscripción mensual, anual, diaria… por el tipo de artículo o por ciertos aspectos de su contenido por los que se deba cobrar o que deban permanecer abiertos. Ellos tomarán estas decisiones y nosotros les equiparemos con la herramienta para tomarlas.

¿Cree que el modelo serviría para blogs y para periodistas independientes?

Completamente. De hecho, ya hay varios blogs que se han unido a nuestro proyecto.

Usted lleva mucho tiempo en el negocio editorial. ¿Por qué cree que la prensa atraviesa esta crisis?

Porque cometieron un suicidio masivo al decidir que el contenido por el que pagaban tanto dinero debía ser gratis. Nosotros tratamos de revertir esta situación.

¿Su principal problema será revertir la cultura de “la información quiere ser libre”?

Es un gran reto, pero hemos hecho muchos avances en un momento en que tantos editores se encuentran en una situación económica tan angustiosa. Se dan cuenta de que si das algo gratis en un contexto e intentas cobrar en otro no puede funcionar. Todo el mundo se ha dado cuenta de que la publicidad en Internet no es la mina de oro que buscaban. Además, hemos comprobado que cuando se cobra en Internet, los ingresos por la versión impresa suben, porque la gente sabe que ya no será gratis.

¿Por qué ha llamado a su proyecto Journalism Online? ¿Cree que el cobro es la única salvaguardia para el periodismo?

Creo que el concepto de pagar por lo valioso, por el contenido original, es el único medio de que el periodismo exista. En mi experiencia, ninguna organización periodística ha conseguido sobrevivir como una entidad independiente y rentable a través, exclusivamente, de la publicidad.

Una cita que he leído en internet: «Los periodistas son probablemente las únicas personas en el planeta que hacen parecer buenos a los abogados». ¿Es suya?

Sí, pero no es una cita completa. Fue sacada de contexto por un periodista muy poco serio.

Usted es periodista y abogado. ¿Qué faceta prefiere?

Yo no prefiero ninguna otra.

Be Sociable, Share!
Etiquetado como:
 

2 comentarios sobre el artículo

  1. [...] gratuita y qué porcentaje  se encontrará tras un muro de pago. Según las cifras manejadas por Steven Brill, promotor del proyecto, si sólo un 15% de los lectores accediera a pasar por caja, los medios [...]

  2. [...] Gente que no paga, balance entre publicidad y suscriptores, y falta de solución a corto plazo. Ante esta situación, se plantean tres modelos de negocio posibles: contenidos gratuitos (ingresos=publicidad), contenidos solo para abonados (ingresos=suscriptores) y la típica salida media (mezcla de publicidad y suscripciones). Cómo no, el autor del texto se decanta por esta última, por la que «los medios recibirían una sólida fuente de ingresos por suscripción, no perderían demasiada au… [...]



Categorías