Jan Schaffer

Jan Schaffer

Jan Schaffer (Ohio, EEUU)  fue periodista de investigación y ganadora de un premio Pulitzer al servicio público, cuando trabajaba para el diario estadounidense The Philadelphia Inquirer. Abandonó el periodismo activo a mediados de los noventa para estudiar el periodismo cívico, un movimiento que propugna la participación activa de periodistas y audiencias en los procesos sociales.

Actualmente, es directora ejecutiva del J-Lab [Laboratorio de periodismo] de la American University, donde  investiga el uso de la tecnología como herramienta para despertar el interés de la ciudadanía por los asuntos públicos.

Schaffer reivindica, en una entrevista telefónica, una ruptura con el modo en que se ejerce el periodismo actual, una nueva definición de la noticia y un nuevo modo de escribirla en una sociedad que cada vez adquiere más importancia en el proceso informativo.

Usted aseguró recientemente que está crisis no sólo está en los problemas financieros sino en el modo en que la gente usa y percibe la información. ¿Cómo está cambiando esta forma de usar la información?

Lo que quería decir es que el periodismo que se está ejerciendo no sirve al público demasiado bien. Hemos desarrollado ciertos hábitos y convenciones para enmarcar las noticias que entran en conflicto constantemente con la gente y  los partidos políticos, y hacemos demasiado periodismo de resultados. Las soluciones deben referirse a los problemas generales: el modo en que definimos las noticias y lo que es una historia; y escribir de un modo que el público encuentre más útil.

¿Por qué estos conflictos con la gente y los partidos políticos?, ¿significan un abandono del periodismo cívico ?

No creo que haya un abandono en absoluto del periodismo cívico, que ahora se encuentra en una transición al periodismo interactivo que vemos hoy en día. En los viejos tiempos, en los noventa, el periodismo cívico intentó conseguir la opinión del público a través de reniones y grupos de discusión que comparecían en una habitación real. Lo que vemos hoy es que esto se puede hacer digital o virtualmente en la red y los ciudadanos están participando y opinando sobre los procesos e incluso creando sus propios medios.

¿Puede explicar las diferencias entre entre periodismo cívico y periodismo ciudadano?

El periodismo cívico tiene que ver con el modo en que los medios de masas hacen periodismo, el modo en que hacen saber a los ciudadanos lo que necesitan saber de una historia y cómo pueden comprometerse más como ciudadanos para entender los problemas y  participar en las soluciones. El periodismo ciudadano es el de los ciudadanos que hacen medios.

Usted opina que el periodismo ciudadano es periodismo, e incluso que puede enseñar “una o dos cosas” a los periodistas tradicionales.

No creo que todo el periodismo ciudadano sea periodismo. Yo prefiero la expresión “creadores ciudadanos de medios”. La mayoría de ciudadanos no sólo dan noticias, sino también información y conversación, lo cual es valioso para la comunidad, pero no es periodismo. Y no creo que deba ser rechazado por no ser periodismo, pues a veces es lo que las comunidades quieren.

¿Qué opina de los modelos para financiarse que los medios empiezan a aplicar, como muros de pago,  conversión en entidades sin ánimo de lucro, etcétera?, ¿cuál es el más prometedor en su opinión?

No sé cuál es el más prometedor ahora mismo. Hay que producir un periodismo valioso para la comunidad, que sea interesante, comprensible y que permita la participación, para poder monetizarlo. Y creo que parte de los planes de monetización ignoran el hecho de que el producto está muerto, no la plataforma.

¿Cómo cree que serán los periodistas del futuro?

Creo que habrá una parte pequeña pero importante de periodistas en el ecosistema de medios. Pero también habrá muchos otros participantes, como grupos de apoyo, universidades, emprendedores, técnicos, programadores y creadores ciudadanos de medios. Todos ellos ayudando a presentar, examinar y amplificar las noticias de diversas formas.

¿Ve un futuro para los periodistas despedidos de los medios tradicionales?

Creo que muchos de ellos no quieren hacer más ese periodismo. Y vemos signos de ello en Estados Unidos, donde crean sus propios proyectos periodísticos, ya sea de noticias en las comunidades, de investigación o para informar sobre gobiernos locales. En los últimos meses hemos visto muchas iniciativas propuestas por periodistas que trabajaron en grandes empresas de medios. Todavía no sabemos qué éxito tendrán, pero están surgiendo.

Y ¿cómo serán las grandes empresas de medios?, ¿cómo será el ‘The New York Times’ del futuro?

Seguiremos viendo The New York Times, The Wall Street Journal e incluso USA Today, aunque tal vez sean más caros. Pero muchas organizaciones regionales tendrán problemas para seguir en el negocio, lo que incluye a muchos periódicos urbanos. No hacen noticias nacionales e internacionales, como no hacen noticias locales, así que tienen poco que ofrecer.

¿Qué tipo de organización investiga más: las grandes, las pequeñas, las universidades…?

Los grandes medios están intentando reinventarse, como es el caso de The New York Times y su plantilla de innovación. Pero muchos de  los medios pequeños ni tienen los recursos ni la imginación para hacerlo, así que  la mayor parte de la innovación viene de las nuevas empresas de información.

¿Cuál es la tecnología o tendencia más prometedora que están investigando ahora mismo?

Hay muchas tendencias importantes, como el aumento de sitios de investigación periodística y de noticias hiperlocales; las escuelas de periodismo, que por medio de sus laboratorios intentan que sus estudiantes sepan producir noticias; las fundaciones filantrópicas, subvencionando proyectos informativos para su comunidad; y el papel de la tecnólogos a la hora de crear nuevos sistemas de noticias.

¿Cree que la sociedad tendrá mejor información en ese ecosistema de medios del futuro?

Seguro que tendrá más información. Alguna será mejor y otra tendrá agujeros que supondrán una oportunidad para la gente que quiera llenarlos. No creo que la información que tenemos ahora sea tan perfecta, hay espacio para mejorarla.

Usted aseguró recientemente que está crisis no sólo está en los problemas financieros sino en el modo en que la gente usa y percibe la información. ¿Cómo está cambiando esta forma de usar la información?

Lo que quería decir es que el modo en que se está ejerciendo el periodismo no sirve al público demasiado bien. Hemos desarrollado ciertos hábitos y convenciones para enmarcar las noticias que entran en conflicto constantemente con la gente y los partidos políticos, y hacemos demasiado periodismo de resultados. La soluciones deben referirse a los problemas generales: el modo en que definimos las noticias y lo que es una historia; y escribir de un modo que el público encuentre más útil.

¿Por qué estos conflictos con la gente y los partidos políticos?, ¿significan un abandono del periodismo cívico [movimiento que propugna la participación activa de periodistas y audiencias en los procesos sociales]?

No creo que haya un abandono en absoluto del periodismo cívico, que ahora se encuentra en una transición al periodismo interactivo que vemos hoy en día. En los viejos tiempos, en los noventa, el periodismo cívico intentó conseguir la opinión del público a través de reniones y grupos de discusión que comparecían en una habitación real. Lo que vemos hoy es que esto se puede hacer digital o virtualmente en la red y los ciudadanos están paarticipando y opinando sobre los procesos e incluso creando sus propios medios.

¿Puede explicar las diferencias entre entre periodismo cívico y periodismo ciudadano?

El periodismo cívico tiene que ver con el modo en que los medios de masas hacen periodismo, el modo en que hacen saber a los ciudadanos lo que necesitan saber de una historia y cómo pueden comprometerse más como ciudadanos para entender los problemas y participar en las soluciones. El periodismo ciudadano es el de los ciudadanos que hacen medios.

Usted opina que el periodismo ciudadano es periodismo e incluso puede enseñar “una o dos cosas” a los periodistas tradicionales.

No creo que todo el periodismo ciudadano sea periodismo. Yo prefiero la expresión “creadores ciudadanos de medios”. La mayoría de ciudadanos no sólo noticias, sino también información y conversación, lo cual es valioso para la comunidad, pero no es periodismo. Y no creo que deba ser rechazado por no ser periodismo, pues a veces es lo que las comunidades quieren.

¿Qué opina de los modelos para financiarse que los medios empiezan a aplicar, como muros de pago, conversión en entidades sin ánimo de lucro, etcétera?, ¿cuál es el más prometedeor en su opinión?

No sé cuál es el más prometedor ahora mismo. Hay que producir un periodismo valioso para la comunidad, que sea interesante, comprensible y que permita la participación, para poder monetirzarlo. Y creo que parte de los planes de monetización ignoran el hecho de que el producto está muerto, no la plataforma.

¿Cómo cree que serán los periodistas del futuro?

Creo que habrá una parte pequeña pero importante de periodistas en el ecosistema de medios. Pero también habrá muchos otros participantes, como grupos de apoyo, universidades, emprendedores, técnicos, programadores y creadores ciudadanos de medios. Todos ellos ayudando a presentar, examinar y amplificar las noticias de diversas formas.

Usted ve futuro en los periodistas despedidos de los medios tradicionales.

Creo que muchos de ellos no quieren hacer ese periodismo. Y vemos signos de ello en Estados Unidos, donde crean sus propios proyectos periodísticos, ya sea de noticias en las comunidades o de investigación o de informar sobre gobiernos locales. En los últimos meses hemos visto muchas iniciativas propuestas por periodistas que trabajaron en grandes empresas de medios. Todavía no sabemos qué éxito tendrán, pero están surgiendo.

Y ¿cómo serán las grandes empresas de medios?, ¿cómo será el The New York Times del futuro?

Seguiremos viendo The New York Times, The Wall Street Journal e incluso USA Today, aunque tal vez sean más caros. Pero muchas organizaciones regionales tendrán problemas para seguir en el negocio, lo que incluye a muchos periódicos urbanos. No hacen noticias nacionales e internacionales, como no hacen noticias locales, así que tienen poco que ofrecer.

¿Qué tipo de organización investiga más: las grandes, las pequeñas, las universidades…?

Los grandes medios están intentando reinventarse, como es el caso de The New York Times y su plantilla de innovación. Pero muchos de los medios pequeños ni tienen los recursos ni la imginación para hacerlo, así que la mayor parte de la innovación viene de las nuevas empresas de información.

¿Cuál es la tecnología o tendencia más prometedora que están investigando ahora mismo?

Hay muchas tendencias importantes, como el aumento de sitios de investigación periodística y de noticias hiperlocales; las escuelas de periodismo, que por medio de sus laboratorios intentan que sus estudiantes sepan producir noticias; las fundaciones filantrópicas, subvencionando proyectos informativos para su comunidad; y el papel de la tecnólogos a la hora de crear nuevos sistemas de noticias.

¿Cree que la sociedad tendrá mejor información en ese ecosistema de medios del futuro?

Seguro que tendrá más información. Alguna será mejor y otratendrá agujeros que supondrán una oportunidad para otra gente que quiera llenarlos. No creo que la información que tenemos ahora sea tan perfecta, hay espacio para mejorarla.

Be Sociable, Share!
Etiquetado como:
 

2 comentarios sobre el artículo

  1. [...] El mundo y, por tanto, dando como resultado una noticia más rica en matices. Y es que como señala Jan Schaffer, director del Instituto de Periodismo Interactivo J-Lab, “los medios hiperlocales cubren de forma [...]



Categorías