Scott Rosenberg.

En los primeros años de la informática, las computadoras no sólo se estropeaban por fallos en sus programas, sino porque polillas y otros insectos (bugs, en inglés) se introducían en los enormes aparatos, atraídas por la luz y el calor que emitían las válvulas, y provocaban cortocircuitos. Desde entonces, en el mundo anglohablante a los errores informáticos se les conoce como bugs.

Un proyecto estadounidense pretende ampliar las acepciones de esta palabra y llevarla al terreno de los medios, donde los fallos sean Media Bugs y pueda hacerse un seguimiento de ellos, como el que se hace de los errores informáticos.

El proyecto ha sido ideado por Scott Rosenberg (Nueva York, EEUU, 1959), periodista, escritor, pionero del mundo digital y cofundador de la revista electrónica Salon.com. Acaba de recibir 335.000 dólares de una fundación periodística para montar un sitio web en el que la ciudadanía pueda denunciar los errores que ha visto en la prensa y esperar una respuesta de sus responsables.

Leer más

Categorías